La Escuela

La cultura talayótica

La cultura talayótica puede definirse como una serie de características culturales que fueron desarrollados por las comunidades humanas que habitaron las Islas Baleares de Mallorca y Menorca durante la Prehistoria reciente. El nombre de la cultura talayótica deriva del principal de sus monumentos, el talayot, una estructura en forma de torre troncocónica monumental, las funciones del cual todavía hoy se nos escapan, aunque seguramente eran muy variadas.

Esta sociedad perduró en Menorca durante un largo período de tiempo, desde el Calcolítico hasta finales de la Edad del Hierro. Los primeros habitantes llegaron a la isla hacia el final del 2º milenio a.C. y perseveraron hasta la llegada de los romanos, que conquistan Menorca en el 123 a.C., hecho que precipitó la rápida extinción de los vestigios que tenemos de los talayóticos.

Se trataba de una sociedad relativamente compleja cuyos miembros basaron su economía en la agricultura y la ganadería. Como es lógico, encontramos una heterogeneidad en los diferentes períodos en los que se desarrolló esta sociedad en la isla, sin embargo, hallamos ciertas características culturales intrínsecas que no cambiaron a lo largo del tiempo. Algunos ejemplos de ello son la técnica ciclópea para construir los edificios, la no utilización del torno de alfarero para fabricar los utensilios cerámicos o la perduración de las inhumaciones colectivas.

Hacia el 500-400 a.C., se observa como las relaciones comerciales entre los indígenas y las culturas extranjeras (sobre todo con los Púnicos) se van intensificando. Este hecho es interesante porque va a causar ciertos cambios en la cultura talayótica de la Islas Baleares.

Los talayóticos dejaron constancia de su fuerte religiosidad, que se expresan tanto en los vestigios que nos han dejado de su mundo funerario como en los santuarios, también llamados recintos de taula. Estos últimos, están considerados como los centros religiosos de los poblados y aunque todavía no sabemos con demasiada precisión el momento en el que empezaron a construirse, sí sabemos que estaban en uso durante la 2ª mitad del 1º milenio a.C. De todos los recintos de taula que debieron existir en Menorca hoy en día se conservan unos 32, y son el ejemplo de unos edificios únicos y exclusivos de la isla de Menorca.

El yacimiento

El yacimiento arqueológico de Sa Cudia Cremada, en Mahón, se sitúa

El yacimiento arqueológico de Sa Cudia Cremada, situado en los alrededores de la capital de la isla, Mahón, se halla en una propiedad agrícola en la que conviven elementos etnológicos, arqueológicos y otros ejemplos de arquitectura que conforman un paisaje único y característico de la isla de Menorca. Aunque toda el área es muy rica en yacimientos arqueológicos, la parte más distintiva es la formada por el yacimiento talayótico, que incluye no solo el poblado sino también su necrópolis.

Los monumentos más visibles son sin duda los tres talayots (estructuras en forma de torres troncocónicas monumentales), alrededor de los cuales se encuentran las demás estructuras.

Otro de los edificios más característicos de Sa Cudia Cremada es sin duda el recinto de taula, donde se lleva a cabo la investigación arqueológica y por tanto la excavación de la escuela de arqueología de campo. Aunque todavía desconozcamos la distribución interna de los espacios del santuario de Sa Cudia Cremada, la característica principal que da nombre a este tipo de edificios es el pilar central vertical con dintel horizontal en su parte superior que recibe el nombre de taula (“mesa” en catalán), debido a su forma de T. Una de las taulas más espectaculares de la isla se halla en el yacimiento de Torralba d’en Salort. Debido a la exclusividad de la cultura talayótica como testigo de una sociedad pasada, única en el mundo, la Cultura Talayótica de Menorca es candidata a convertirse en Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2017. Esta candidatura está representada por un total de 32 yacimientos, entre los que se encuentran el de Sa Cudia Cremada.

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*